Prueba de tierras

Estas pruebas son muy importantes y nos ahorran tiempo, dinero y trabajo, evitando fabricar bloques con materiales no apropiados.
El propósito de la prueba de tierras es cuantificar sus componentes y así saber, cuanto cemento o cal se deben adicionar a la mezcla.
La tierra es un material variable en su composición, pero los adobes se pueden fabricar siempre y cuando guardemos unos límites de composición.
Los adobes  pueden ser fabricados con muchas clases de tierra, haga estas sencillas pruebas a la suya.

Equipo para la prueba de tierras.

· Una malla de  1/4" a 3/8" (6mm a 10mm)

· Una pala.

· Un balde.

· Un envase transparente de boca ancha.

· Una caja de madera con dimensiones internas  60x4x4cm.

 

Procedimiento.

· Tamice la tierra por una malla de ¼” o 6 mm.

· Ponga dentro de la botella de boca ancha tierra hasta la mitad.

· Agregue dos cucharaditas de sal

· Llene la botella con agua y tape.

· Agite la botella por dos minutos.

 

Deje reposar por media hora en una superficie plana.

Las piedritas o grava se asientan en el fondo, luego encontramos la arena, en seguida la arcilla (el lodo) con arenilla fina ó limo, después el agua turbia por encima la materia orgánica flotando.
Mida los niveles de cada capa marcándolos en la botella, los niveles por encima de la arcilla no cuentan.

Prueba de compactación.
Esta prueba nos indica la capacidad de empaquetamiento que tiene la tierra, que depende de la cantidad de arcilla presente.
Coja un puño de tierra tamizada y humedézcala hasta que pueda formar una pelota apretándola con la mano, pero no adicione tanta agua como para dejar su mano mojada.
Déjela caer sobre el suelo desde una altura de un metro, si se rompe en pocos pedazos es buena (menos de 5), pero si se desharina es mala.

La prueba de la caja o de contracción.
Esta prueba es para determinar la cantidad de cemento y tierra apropiada para los adobes.

Una buena tierra para fabricar adobes tiene los siguientes porcentajes de componentes.
Graba de  5 a 15 %
Arena de 40 a 70 %
Arena impalpable ó limos de 1 a 15 %
Acilla de 10 a 30 %


El resto puede ser piedra con menos de dos centímetros de diámetro.
Si la tierra no está dentro de los límites adicione lo que le haga falta para hacerla entrar a los porcentajes y mejorarla.
Es decir, si tiene mucha arena y le falta arcilla adicione otras tierras que tengan bastante arcilla.
Si tiene mucha graba, tamice la tierra con una malla de menor tamaño.

AYUDAMOS A CONSTUIR UN MUNDO SUSTENTABLE

Contáctese con nuestro vendedor   ventasgracomaq@gmail.com

 

Contáctese con nuestro asesor   Infogracomaq@gmail.com

 

Llámanos Gratis por SKYPE: usuario GRACOMAQ